Medita y Camina

Excursión a la playa con meditación al aire libre sobre la Ecuanimidad

Si queremos solucionar nuestros problemas, debemos transformar nuestra mente. Si queremos ser verdaderamente felices y liberarnos del sufrimiento, debemos aprender a controlar nuestra mente. Gracias a la práctica de la meditación, conseguiremos estos dos objetivos.

Horario presencial

Sábado 22 de Mayo de 2021

(horarios y lugar por determinar)

Información

 La mayoría de nosotros, por el momento, nos sentimos unidos a ciertas personas que consideramos queridas, rechazamos a otras que odiamos y a las cuales deseamos evitar, y hacia el resto no sentimos ni lo uno ni lo otro. A fin de eliminar esta actitud tan desequilibrada, tenemos que alcanzar la realización de la ecuanimidad.
   En esta actividad al aire libre, tendremos la oportunidad de pasear en grupo por la playa y practicar una meditación guiada por parte de la monja budista Guen Paglam acerca de la ecuanimidad.

¿Cómo me apunto al curso?

1º- Rellena el formulario de solicitud

2º- Realiza el pago por transferencia

Realiza este paso para la modalidad online y sólo si no tienes una tarjeta Kadampa Cursos o Especial

Beneficiario: Centro Budista Lochana
IBAN: ES02 2100 8573 3502 0004 1725
Concepto: Indica el título de este curso
Importe: El que corresponda según tu elección

3º- Accede a la clase online o acude a nuestro centro el día del curso

Maestra kadampa

Guen Kelsang Paglam es monja budista y maestra de meditación, ha aprendido personalmente bajo la guía de nuestro fundador Gueshe Kelsang Gyatso Rinpoché. Tiene una larga trayectoria impartiendo clases, cursos, conferencias y retiros, que guía y transmite con gran claridad.

 

 

Las acciones resultan más poderosas si las realizamos con una fuerte motivación. Por ejemplo, es más poderoso practicar la generosidad con la fuerte motivación de beneficiar a alguien, que regalar algo porque no lo necesitamos. Si practicamos la generosidad motivados por la renuncia, el poder de esta acción será mayor que el dar con el simple deseo de ayudar; y si lo hacemos motivados por la bodichita, nuestra acción será aún más poderosa.